Pequeñas histérias


La acordeón mágica.

Para mentes inquietas.

Un caserón derruido
Al borde mismo del mar
Dicen que está poseído
Nadie se quiere acercar

Un pequeño rapazuelo
Sin conocer su leyenda
Lo mira con el anhelo
De transformarlo en su hacienda

Se acerca y queda encantado
Tiene la seguridad
De que nadie lo ha habitado
Desde hace una eternidad

“Entra” parece decirle
Aquella ventana abierta
Y al mozo no hay que empujarle
Tiene una mente despierta

Recorre cuarto por cuarto
Cada vez le gusta más
Seguro que aquí me aparto
De tantas noches al ras

Y al final del recorrido
Encuentra una habitación
De la que sale un sonido
Que parece una canción

Olvidada en el rincón
Del salón desconocido
Se encontraba una acordeón
De mágico contenido

“Ven y tócame precioso”
La música le murmura
El se acerca presuroso
Y la mira con ternura

Y del mágico instrumento
Salen las notas más bellas
Que invitan, en un momento
A bailar con las estrellas

¿Como es que estas olvidada?
¿Nadie te quiso tocar?
Debías estar guardada
Cual tesoro singular

Poco conoces del mundo
Le canta la acordeón
El hombre tiene un profundo
Temor en su corazón

Tu escuchas estos sonidos
Notas de alegres cantares
Que deleitan tus oídos
Y que alivian tus pesares

Porque yo muestro tu alma
A través de mi canción
Tu eres como un mar en calma
Y alegre como un gorrión

Eres una joya extraña
Estás sin contaminar
Muy raro ya en esta España
Cuyo placer es odiar

Muchos me han escuchado
Y la música de su alma
Hacen que huyan espantados
Y ya jamás tendrán calma

Otros muchos se creían tener limpio el corazón
Que tenían la verdad y sus actos los dictaban
La justicia y la razón
Y tan solo beneficio era lo ellos buscaban

Ni jueces ni sacerdotes
Ni obreros ni campesinos
Todos sean listos o zotes
Corren los mismos caminos

Porque la verdad es una
No tiene ningún color
Ni poder ni ley alguna
Puede apagar su esplendor

Si dentro de algunos años
Regresas a esta morada
Te cantaré sin engaños
Lo que vea en tu mirada

Y si tu ojos reflejan lo mismo que en este instante
Sabré que has aprovechado
La música que escuchaste
Y que por fin este mundo, cuenta con un hombre honrado


Pequeñas Histerias es, o va a ser en breve, un libro con narraciones cortas en las que iremos contando anécdotas de relaciones humanas sin ningún tipo de miramiento. No son historias ni reales ni de cuentos, algunas no tienen final porque lo que pretendemos es que el lector piense en lo que cuenta la historia. Por ejemplo: En las manzanas, ¿usted cree que el filósofo tendría que habérselas comido a pesar de no ser suyas. O es preferible que se pudran en el suelo sin que al vecino le reporten ningún beneficio. Lo ideal sería que se atrevieran a dejarnos su comentario e inclusive en las historias hay un enlace para que puedan mandar algún mensaje en messenguer o iniciar coloquio en facebook.

La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino lo bien que haya sido representada. Séneca




P-1


Comarca Rural Futuro imperfecto Nostra Taula

Ver:30/4