Opinión Artículos Libros


De Zapatero a Sánchez… y tiro porque me toca

Pocas veces hemos podido sufrir en nuestra ya larga vida cosas tan denigrantes, tan graves y tan negativas de un seudopolítico como este individuo. En ningún país ni siquiera del tercer mundo hubieran soportado la mitad de las embestidas con la que este tipo viene golpeando a la ciudadanía. Pero la ciudadanía calla.

Tras año y medio, incapaz de conseguir una mayoría que le permita formar gobierno por sus propios votos, sigue gobernando de forma interina a base de decretos, prolongando los presupuestos del anterior gobierno, de por él defenestrado, el de Mariano Rajoy.

Que Zapatero era un inepto, quedó demostrado. Pero al menos con él nos reíamos y, en parte, nos compadecíamos de su incompetencia. Una risa que nos salió muy cara, desde luego, porque al perder las elecciones dejó España en la banca rota. Así que poca risa. Pero es que Sánchez ni siquiera eso. Sánchez solo provoca el odio, la aversión y desunión en buena parte de los ciudadanos que observamos, día a día, hasta dónde puede llegar en su paranoia por ser presidente del gobierno.

Mientras tanto la mayoría de los otrora válidos de su partido, callan, o tercian solo a media voz, por lo bajini, no sea que un serio alegato en su contra se les revuelva a su vez en contra propia y del partido. Sánchez ha demostrado que, estas con él… y obtienes todo tipo de privilegios y prebendas, o contra él y es capaz de aplastarte. En el PSOE actual no caben las medias tintas. Y si no que le pregunten a Susana Díaz. Fue el propio partido el que perdió la batalla en su intento de seguir siendo el PSOE, cuando en una primera intentona de pactos antinaturales, por su ideología, trató de apartarlo. La decadencia del partido, o mejor, de líderes auténticos, propició su restitución y retorno con tal fuerza que le ha permitido barrer cualquier intento de competencia, porque si en algún momento Susana Díaz representó un peligro para sus fines, después de negarle los apoyos necesarios en las elecciones a la Junta de Andalucía (perdiendo las elecciones), esta ha quedado ilegitimada en un segundo plano tan insignificante que ya es incapaz de abrir la boca.

En su camino, Sánchez va quemando cartuchos: el de la exhumación de Franco le ha dado para unos cuantos meses, pero ya está quemado. Incapaz de seguir un proyecto que no sea el de presidir un gobierno, poco le importa que este sea constitucional. La ansiada ayuda de los, esta vez sí, sus socios de la extrema izquierda, Podemos, ya la tiene, pero necesita más apoyos. Las negociaciones con los separatistas de Cataluña están en marcha, y todos sabemos que van a prosperar. Para eso tendrá que ceder a sus pretensiones que son básicamente dos: políticos presos a la calle, y modificar lo necesario para un nuevo referéndum de autodeterminación. Lo primero está “chupao” porque al tener la Generalidad la competencia de las prisiones, ya se lo pusieron a huevo permitiendo que las penas las cumplieran en Cataluña, así que a primeros de enero los veremos en la calle “trabajando” para su nuevo proyecto de independencia, y esta vez con el beneplácito del gobierno, ahora todavía en funciones.

Lo segundo entraña mayor dificultad porque, de momento, lo prohíbe la Constitución. Pero no podemos olvidar que si consiguen mayoría en el congreso –en el Senado ya la tienen- la modificación de la Carta Magna puede hacerse “a la carta”. Si lo consiguen… el objetivo siguiente, puede que no muy lejano, sea la abdicación de la Corona.

¿Y cómo es posible que todo este despropósito ocurra…? por la indolencia del resto de la ciudadanía de España. Sí, a la ciudadanía nos preocupa mucho los temas sociales: la ecología, la violencia de género, la inmigración, la Memoria Histórica… inventada por Zapatero. Los llamados progresistas ya se han encargado de promocionar todas estas inquietudes como únicamente patrimonio de las izquierdas, como si la derecha fueran auténticos pasotas indiferentes de estos temas. Es lo que prima en estos tiempos.

Y mientras, aborregados con ese caldo de cultivo, al resto de españoles Cataluña les queda muy lejos, muy al margen, porque a ellos, al resto de los españoles no les afecta, no viven el día a día, no viven el malestar que los catalanes independentistas han creado en nuestra sociedad separando familias y amigos. Más bien creen, en su indolencia, que “esto” no les afecta. Que es un asunto de Cataluña. El problema lo tendrán el día que se consume el desatino. Entonces lo entenderán. Y será demasiado tarde.

Siguiente >>


Anterior Abuelo Perejil Guerrero antiFax

Cocinar: La cocina es mucho más que un primero
Una buena paella o un buen solomillo están muy bién, pero la cocina es algo más, es sorprender con un plato chino, o un pan recien hecho por nosotros, o hacer una merienda especial para que se le cure el resfriado. Una colección de platos típicos del mundo, recetas auxiliares, cocina antigua, propiedad de los alimentos...No se lo pierda.

Información


Música: Himno de la Comunidad Valenciana.
Refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925 con letra de Maximiliano Thous Orts, y musica del maestro José Serrano Simeón.
Una selección de las mejores músicas populares de la Comunidad Valenciana.

Escúchela



Index Biblioteca ComarcaRural